Me encuentro todos los días con clientes que me muestran su Web para hacer una campaña de marketing y la mayoría son malas pero que muy malas. Y lo peor de todo es que algunos están orgullos de ellas, aquí os dejo algunas maneras de decirles que su Web es mala

1.- Su Web Esta obsoleta

2.- Su Web tiene un diseño anticuado

3.- Su Web no esta adaptada a la venta por Internet

4.- Su Web no cumple los requerimientos mínimos para la venta por Internet

5.- Su Web no comunica de manera clara lo que quiere vender

6.- Su Web es una “mierda”

¿Qué más se os ocurre?