Enviar un mail es muy fácil pero cada vez es más difícil que lleguen a su destino, la multitud de sistemas de spam evitan que nuestros mail lleguen correctamente a su destino

Estos son algunos de los factores que hemos detectado y que intervienen en que te marquen como spam

  • La reputación de tu dominio, si no estás seguro de lo que estás haciendo cambia el dominio con el que envías los correos de forma periódica
  • La reputación de tu dirección IP, es muy importante que tu IP no esté marcada como spam
  • Evita palabras como “gratis”, “regalo” o ”promoción” en el texto de tu mail
  • Evita palabras con marcas comerciales
  • Limita el número de imágenes que se mandan en un mail
  • Las empresas de spam son capaces de medir el numero de mail que se abren y se descargan, si nadie ve tu email serás spam
  • Limita el número de usuarios que se dan de baja en tu sistema
  • El numero de mail que se envían a direcciones erróneas tiene que se mínimo
  • Evita quejas de los usuarios y denuncias
  • Limita el número de emails que envías por minutos